mudanza1

Es probable que una de las principales cuestiones que despiertan cierta inquietud al momento de programar una mudanza es que nuestros muebles resulten dañados durante el traslado. Una de las opciones más seguras al respecto es evaluar la posibilidad de contar con el apoyo de una empresa de embalaje, aunque también es mucho lo que podemos hacer para proteger a nuestros muebles sin ayuda de terceros.

En primer lugar, podemos comprar un rollo grande de film alveolar, básicamente el plástico con burbujas de aire, para envolver muebles de manera segura. Esta medida puede evitar que el mobiliario de madera se raye.

Muchos accidentes de mudanza ocurren al mover muebles demasiado pesados. Podemos aliviar un poco la carga extrayendo cajones y puertas y embalándolos de forma independiente.

Los sillones y sofás, por ejemplo, deben ser envueltos en tela, y recién entonces recubrirlos con plástico. De esta forma podremos evitar que se enganchen al moverlos o bajarlos por una escalera.

Los muebles de cocina, sobre todo, pueden ser desarmados, guardados y embalados con sus correspondientes etiquetas. Esto evita accidentes producidos por caídas durante el traslado. También es importante mencionar que se puede llevar un registro, con lápiz, del orden de cada pieza desmontada, para rearmarla de forma más rápida al llegar a destino.

Quizá lo más difícil a la hora de mudarse es cuidar aquellos muebles que cuenten con cristales, vidrios y espejos. Todas esas superficies pueden ser protegidas con cartón, que deberá asegurarse con cinta adhesiva, de forma tal que si llegan a recibir algún golpe puedan resistir.

Un dato importante: ponga en conocimiento al personal encargado de la mudanza de las características de este tipo de muebles; así también como de las de cualquier otro mueble delicado u objeto frágil. Más allá de que usted se haya tomado el tiempo necesario para etiquetar cada cosa, es bueno hacer las aclaraciones correspondientes para evitar cualquier tipo de daño.

Siguiendo estos sencillos consejos podemos lograr una mudanza mucho más rápida, organizada, y en especial segura para todos nuestros muebles.